Voces  de  Ḥaketía

Website Designed by Alicia (Elise) Sisso Raz © 2010 All rights reserved.
Opinions expressed by contributors and commentators do not reflect the views of Voces de Haketia editor.
Voces de Haketia and its owner bear no responsibility for the accuracy of the participant's articles, comments, etc.,  and will bear no legal liability for discussion results.

This page was last updated: September 29, 2019

 Seliḥót en Israel y Diógenes  
Alicia Sisso Raz 
​                              (glosario y reglas de ortografía están en la fondina)

“Seliḥót; seliḥót…”  Se oía la voz del berráḥ en las caleĵas de Jerusalén por la alborada, y el ‘olám, escuraña y ḥoshej misrayim todo él. Al oyer esa ‘aitá, se shenshleaban todos del sueño. Los metidos, los que eran muy reliĝiozzos, se alevantaban con ḥalḥalás y corasson alegre pa ir a la eznoga, ma los otros, los que pasan el tiempo en mal y en sal, sin artezza de deshar sus camas calentitas. Venía el berráḥ y se quedaba ensembrado frente de sus cazzas, ‘aiteando y dando golpes en la puerta con un palito ḥatta que los mesheados, fetneadosen ya que el topiĵo del berraḥ no tiene tekumá, abrían la puerta, y ellos bien enka'asados.  
                                                 Seliḥót en el Kotel, Jerusalen

​       Venía uno de estos y le dizía, “a mira ferazmal, que estoy malo muriéndome. Meḥil. Esta mañana no puedoy paitnear las seliḥót, que mi voz está un keffús bahlús.” Venía el berraḥ, ĵorreaba al halampón afera de la ‘atsbá, y sin selqear le dizía, “wa se te arse tu salud, y pasado sea tu mal. Sanito y wueno; sanito y wueno a babá…, si tan caído estás, a ven; ven y mostrá tu jial pintado en la eznoga y pide por tu salud. Y ya lo veras bien mirado, ferazmal, como el Hasem Yitbaráj te apiadará con una refuá shelemá...”

       Nadie pudía embolicar el berraḥito, ni escaparse de su mano, y nadie quiĵo caer en su boca. Por eso se iban todos: unos corriendo de la alegría, y los otros desḥatarados, como si los iban a matar. Ansina pasaban las mañanitas todo el mes de Elul ḥatta Kippur.
​      
       Ya ḥasrá por los sonidos que acompañaron mi infancia en Jerusalén en esos días de seliḥót: por las noches era el canto de los gríos con las cigarras, y por las alboradas, la voz del berráḥ, el troubador ĵudió, pregonando y ‘aiteando "seliḥót; seliḥót…" 
       Uno de esos días leí el ma’ase del sabio grego de los tiempos de mizman bereshit, el descansado de Diógenes. Este sabio sareaba las caleĵas de su cibdad en el medio día, ĵoreando un candil en la mano. Venían todos y le pescudaban "¿A ferazmal Diógenes, a que es este ‘aĵeb de medir calles en el medio día con un candil en la mano? Venía Diógenes y los dizía que lo que él dessea es topar una persona derecha, y en esa bushqueda está metido todo los días. Ma, anque la luz del sol del día ĵunto con la luz del candil están arrelumbrando las caleĵas, nada apresta, y todavía no tuvó el wuen mazzal de topar una persona derecha y ĵusta, como el Dio manda. 

        Meldando el ma’ase de Diógenes y su bushqueda me deshó con la boca abierta, y lo jammí que ansina namás, con un candil, se hazen las bushquedas pa lo que es wueno y derecho. Y halaquí que la ḥoba más emportante de los Yamím Noraím, es hazer la bushqueda en muestras tripas y almas, el Ḥeshbón nefesh de lo que hazemos y no hazemos, y aznearlo bien azneado pa ver si semos wuenos y derechos como el Dio manda. Y yo niña chiquita, y el ‘olám todo él fiddeándose de maravías y imágenes animados, y todo lo que meldoy lo coĵoy con seriedad. ¿A no se jammeará que la bushqueda del Ḥeshbón nefesh se haze igualito como lo hizo Diógenes?  

       Wa llamai a Tamar que me fukkee. Me quedí waḥleada por no saber cómo se mete un candil adientro de las tripas pa bushcarlo bien bushcado. Cuando demandí a mis padres que me ayuden aprestar la veluntad, ellos me secaron la boca, y me lo disho mi madre: “ No haya mal; no haya mal de 'auĵear muestras 'adas endiamantadas del Ḥeshbón nefesh. Wa mirí, mirí y mirí, ma un cachondeo preto como este nuncua mirí”.

       Y yo lo digoy que hay de censurar los libros que lo niños chiquitos meldan…

                                                               Glosario

‘adas – la tradición, los costumbres
‘aiteando - gritando
Aprestar la veluntad- (exp.)-resolver el 
        problema
‘atsbá - umbral
'auĵear - promearse
‘olam –mundo
abonda – basta, suficiente
amarga – pobrecita
berráḥ -pregonero
demandí - pregunté
derecha - persona correcta,  persona justa
desḥatarados – sin entusiasmo
embolicar – engañar, embaucar
enka'asado - enojado
eznoga - sinagoga
faidá - éxito
ferazmal – contracción de: Feras (de)         
       Mal= protegido de mal
ḥalampón- trapacero, mentiroso
ḥalḥalás – con prisa
ḥatta – hasta
ḥeshbón nefesh – expresión figurativa: 
     evaluar el alma y los valores de la persona

La pronunciación de la ḥaketía:
En general, la pronunciación es como el castellano moderno, con las siguientes excepciones: 
El ceceo no existe en la ḥaketía 
La pronunciación de las consonantes en palabras derivadas del hebreo y del árabe siguen la pronunciación de estas lenguas.
En ḥaketía, la "s" al final de palabras, se pronuncia como "z" cuando después hay una vocal, una ‘’h’’ española, o una consonante sonora: ‘b’; ‘d’; 'g'; ‘l’; ‘m’; ,’n’; ‘r’; ‘v’ 

Los sonidos específicos de la ḥaketía, diferente del castellano son:
ĝ - como "j" francesa (jardín).
ḥ -como "ח" hebrea o “ح” árabe (חכם). El sonido es parecido a la "jota". 
ĵ -como "j" francesa (jardín).
‛ -como "ע" hebrea o “ع” árabe (עולם-- ‛olam; za‛ama) laríngea sonora.
z -como "z" francesa (zéro).
zz, ss, dd, etc. - letras dobles indican una pronunciación acentuada.

© 2011, Alicia Sisso Raz


jammeí – pensé
ĵoreando -arrastrando, ĵorreaba –arrastraba
keffús bahlús -no vale, estropeada 
lalear – ir de una lado a otro
Llamai a Tamar que me fukee - Expresión que se dice en situación difícil, para reconocer que no tiene solucion
ma’ase – cuento
malo muriendo – (exp.)  enfermo
meḥilá- perdón
mizman bereshit- tiempos arcaicos
pa- para
paitnear – cantar los salmos; rezar
penserios – pensamientos
pescudaban -preguntaban
refuá shelemá – cura completa
sareando – caminando
Secar la boca -(exp.) Hacer callar a alguien
 seliḥót - oraciones de penitencia 
selqear (o serqear) - s.e.c.-soltar
shenshleaban– meneaban, empujaban
topar – encontrar
wa- pues
waḥleada - preocupada
wuen mazzal – la buena suerte
Ya ḥasrá – expresión de nostalgia
El dibujo por: JHW_Tischbein - (c. 1780)
Fuente:narrativasyotraslunas.com